SOLDADURAS, FORJA Y OTRAS TÉCNICAS.-



Visor fotográfico


CURSOR A LA DERECHA PARA VER 14 FOTOS     ⇒      ⇒     ⇒     












Nota preliminar.-

Incluimos ésta nueva sección con la intención de que pueda servir de ayuda para aquellos aficionados que quieran llevar a cabo en su taller trabajos de soldadura de la forma más económica y sencilla. Algunos temas son omitidos o abreviados en aras de la simplicidad, y basados tanto en nuestra propia experiencia como en la de otros aficionados o profesionales.


INTRODUCCIÓN.-

Bajo sus múltiples modalidades, la soldadura es básicamente el proceso de unir dos o mas piezas de forma permanente. Es también, si se permite la expresión, el "ogro" que bastantes aficionados evitan por temor a caer en el fracaso, una aprensión que hemos podido observar a lo largo del tiempo en bastantes compañeros que sin embargo eran capaces de hacer excelentes trabajos como mecánicos modelistas, razones mas que suficientes para abordar éste tema.

Consultados artículos y opiniones, y dejando aparte algunas buenas páginas por la calidad de su contenido y la sencillez de exposición, se puede encontrar de todo. Desde las que parecen hechas solo para expertos, hasta aquellas que lo presentan como "un sencillo bricolaje". Las primeras pueden desanimar de entrada al aficionado novel que piensa que entra en un mundo de maestros, mientras que los otros pueden ser aún peores, ya que lógicamente los primeros intentos no suelen salir bien, haciendo que algunos puedan desanimarse y tiren la toalla.

Pues, como se suele decir, ni tanto ni tan calvo. Hay soldaduras difíciles que requieren mucha experiencia así como disponer de equipos caros y, hasta que se adquiere mas experiencia es mejor dejar ciertos trabajos en manos de un buen profesional, también algunas piezas complejas como por ejemplo las calderas, sean de hierro, de inox o de cobre, ya que por su propia naturaleza y seguridad exigirán un trabajo perfecto.

Sin embargo hay otros tipos de soldaduras que quedan al alcance del aficionado, y que si bien lo que aquí se pretende es animar y no lo contrario, tampoco hay que olvidar que soldar correctamente requiere un poco de paciencia y práctica, pero que alcanzar un nivel aceptable se consigue mas rápido de lo que muchos piensan. También podemos acudir puntualmente, si ello es posible, a algún socio mas experto para que nos oriente o aconseje, como en el C.F.V.M. donde nos ayudó nuestro compañero Tomeu Carbonell.

Para acabar de desmontar al "enemigo", decir que resulta en comparación mucho mas difícil saber fresar o tornear bien, tareas que la mayoría de los mecánicos modelistas realizamos a menudo, y donde muchos comenzaron sabiendo poco o nada.

Aunque es posible (calderas aparte) construir un modelo sin soldaduras si así lo requiere el proyecto o los planos (por ejemplo. muchos modelos británicos de vapor), es muy útil utilizar la soldadura, un proceso lleno de ventajas y al alcance de cualquier economía. Con ello se pueden obtener buenos resultados y rapidez en la construcción, especialmente a la hora de fabricar chasis y bastidores de cualquier unidad, o de construir, entre otros trabajos, carrocerías así como accesorios y herramientas para el modelismo tripulado o el propio taller.


CLASES DE SOLDADURAS.-

Existen muchos tipos, y algunos a su vez con variantes. Unos son clásicos y bien conocidos, otros mas sofisticados, sin embargo todos se podrían clasificar dentro de alguno de los siguientes grupos según sea el sistema para obtener la unión:


  • Eléctrica por arco (MMA, TIG, MIG, MAG).

  • Con llama (Autógenas: oxipropánicas, oxiacetilénicas)

  • Con soldador eléctrico de punta fina (tipo electrónica).

  • Eléctrica por resistencia o por puntos (construcción de coches, carrocerías, etc).

  • Por energía (Haz de electrones, laser, etc).

  • Estado sólido (Vibración, presión, ultrasonido, difusión, alta frecuencia)


Por su interés para el mecánico modelista, y aunque algunas de ellas no sean soldaduras en el sentido estricto de la palabra, incluimos también los siguientes tipos de fijaciónes:


  1. Soldadura y uniones de forja (Herrería, damascos, roblonados, etc).

  2. Uniones y retenciones químicas.


Ésta sección solo tratará con detalle aquellos procesos que vienen subrayados y en negrita en las listas anteriores, por ser más económicos, fáciles y asequibles para el aficionado.

El resto son técnicas industriales o muy especializadas, procesos que requieren maquinaria fuera del alcance del aficionado medio además de mucha experiencia, por lo que solo se describen someramente y como referencia por si el interesado desea saber mas o necesita recurrir a un profesional para ciertos trabajos (corte de piezas a laser, soldaduras especiales, etc).

Por otro lado algunos procesos pueden soldar las piezas de forma directa por fusión de parte del material de las mismas (autógenas), y/o por medio del aporte de material extra normalmente en forma de hilo, varilla o electrodo. Así mismo las soldaduras pueden ser homogéneas, cuando tanto las piezas como el aporte son del mismo metal, o heterogéneas cuando el aporte es diferente al de las piezas a soldar.

Otro consejo previo aplicable a todo tipo de procesos es al soldar metales galvanizados. Es éste un baño que dificulta la soldadura y que al calentarse produce además gases tóxicos e irritantes que conviene evitar. Una solución puede ser amolar ligeramente las zonas a unir para eliminar el baño.

Como se decía en el enunciado, las uniones y fijaciones químicas son muy útiles e interesantes para nuestros trabajos. Todas ellas quedan bien descritas en su apartado correspondiente al final de la página.

Completando éste resumen, comentar que otra alternativa a la soldadura es el roblonado, un trabajo incluido mas adelante en la sección de SOLDADURA DE FORJA, y aunque (como en el caso de las químicas) no es realmente una soldadura, también ofrece efectos similares muy fuertes.

Finalmente, y como información complementaria incluimos otro tipo de trabajo industrial que puede ser de gran ayuda y ahorro de tiempo para el mecánico modelista, como es el corte de piezas, a saber:


  • El corte por autógena, como su nombre indica, se realiza con sopletes oxiacetilénicos dirigidos por un pantógrafo que trasmite las medidas de un patrón, o más modernamente por las instrucciones de un ordenador. Tiene el inconveniente de dejar los bordes un poco irregulares, además de darles un temple que hace difícil su posterior mecanización si ésta fuera necesaria. Se suele usar para cortar piezas grandes y/o gruesas, y cuando no importe un acabado basto.

  • El corte por láser es probablemente uno de los más empleados. Usa un chorro lumínico dirigido por ordenador para el corte de hierros, aceros, etc. Aunque también deja los bordes algo templados, su acabado es mucho mas fino.

  • El corte por chorro de agua es similar a los anteriores, eyectando un micro chorro de agua a una enorme presión capar de cortar igualmente cualquier material. Sus bordes no quedan templados y el acabado es aún más fino, pero no todos los talleres del ramo disponen de éste tipo de cortadoras.


La conclusión final sería que el más útil y económico para el aficionado es el de láser, seguido por el de agua, descartando normalmente el de autógena.





NORMAS DE TRABAJO, HERRAMIENTAS Y EQUIPOS.-

En el taller hay que seguir una serie de reglas de seguridad para evitar daños o accidentes, especialmente con la soldadura ya que puede provocar graves quemaduras e incluso incendios. éstas normas básicas son:


  1. Soldar con una ventilación adecuada.

  2. Alejar todo tipo de líquidos, sprays y elementos inflamables.

  3. Vestir ropa adecuada, ignífuga con magas largas y zapatos de seguridad.

  4. Utilizar guantes largos de cuero.

  5. Usar gafas protectoras o una máscara adecuada.


También es necesario disponer de algunas herramientas imprescindibles, además de otros elementos según sea el tipo de soldadura:


  • Equipo de soldadura (eléctrica, por llama o tipo lápiz para electrónica)

  • Martillo con punta para picar escorias.

  • Cepillo de púas de acero para repasar los cordones de soldadura.

  • Sargentos para asegurar algunas piezas.

  • Escuadras metálicas para alinear piezas.

  • Pasta decapante (para soldadura con butano, para latón, bronce o cobre).

  • Polvos de Borax (Para soldadura oxipropánica con aportes de latón, cobre o plata.

  • Varillas de aporte de latón, cobre o plata.

  • Estaño en varillas y/o en rollos finos o mas gruesos).

  • Caballetes, mejor metálicos, para tareas fuera del banco de trabajo.


La máscara es un elemento esencial de protección soldando por arco, tanto para los ojos como para el resto de la cabeza. Los destellos producidos por el electrodo afectan a la retina y pueden provocar ceguera, llegando también a requemar e irritar la piel en trabajos largos. Jamás se debe soldar sin ella ni mirar directamente al arco luminoso.

Pueden ser del tipo antiguo con vidrio ahumado, o mas modernas con visor electrónico. Las primeras son completamente opacas y no permiten ver el trabajo hasta que el electrodo emite centelleos al soldar, mientras que con las electrónicas se puede ver directamente el trabajo, oscureciéndose automáticamente al comenzar los destellos. Son además regulables para variar su respuesta y sensibilidad.

El uso de máscaras antiguas es desaconsejable para el soldador novel ya que, como antes mencionamos, su cristal opaco no permite saber con exactitud donde está el electrodo, mientras que las electrónicas permiten verlo y dirigirlo hasta el punto exacto donde iniciar el arco. Aunque son mas caras, facilitan el trabajo y mejoran los resultados, siendo por tanto las más utilizadas hoy en día. Si la economía no lo permite, es mejor esperar hasta poder adquirirla. El usuario finalmente también agradecerá en el futuro haber evitado comprar la más barata.

En soldadura con llama se usan gafas con cristales tintados para reducir un poco el brillo de la combustión. Suelen ser de montura redonda y con cristales de vidrio especial.

El soplete es la parte del equipo de soldadura autógena donde se mezclan y quemas los gases (combustible + oxigeno, o sólo gas combustible) y permite regular un caudal constante para mantener una llama homogénea. La velocidad de salida de la mezcla será mayor que la de la propagación de la combustión del gas utilizado para evitar el retroceso de la llama.

El resto de herramientas o utensilios de la lista se explican por si mismos, sin olvidar nunca que en ciertos tipos de soldadura los goteos y eyecciones de material, o la proyección de escorias pueden llegar a alcanzar hasta los 2.000°, una temperatura que no perdona.


SISTEMAS DE SOLDADURA Y OTROS MÉTODOS DE FIJACIÓN.-

A través del recuadro siguiente se obtiene acceso a cuatro interesantes secciones que tratan el proceso de cada soldadura en particular, así como de otros trabajos de forja como son el roblonado, el templado, el recocido externo o el pavonado, y finalmente una última entrada dedicada a la soldadura tipo eletrónica con soldadores eléctricos de lápiz, y a las fijaciones y retenciones químicas por medio de adhesivos industriales.









 

14 imágenes en esta categoría

2547746 Páginas visualizadas
Inicio | Historia | Modelismo | Restauraciones | Actividades | Parque | Noticias | Enlaces | Contactar

Aviso Legal - Diseño y Copyright © -[C.F.V.M.] - Todos los derechos reservados -