HISTORIA DE LA CROSSLEY BROTHERS








La empresa Crossley Brothers fue creada a mediados del siglo XIX en pleno auge de la revolución industrial.
Corría el año 1866 cuando los hermanos Francis y William Crossley, éste último director Gerente de la Compañía y posteriormente nombrado Sir por su majestad la Reina Victoria, montaron una fábrica en la calle Great Marlborough de la industriosa ciudad de Manchester.
Al principio comenzaron fabricando bombas, prensas y pequeños motores de vapor, aunque esto fue solo un simple preludio de lo mucho que pronto habría de salir de las manos de aquellos dos hermanos emigrados desde Irlanda del Norte.

Los Crossley procedían de una familia fuertemente anclada en las más rancias costumbres Victorianas de la época y eran firmes y estrictos practicantes cristianos.
Su rigidez alcanzaba tal punto que, de mutuo acuerdo, decidieron no vender maquinaría alguna a industrias “paganas” tales como destilerías de alcohol, etc. llegando incluso a adoptar la cruz copta como emblema de su compañía.

Ya en el año 1882 sus negocios eran boyantes, de modo que abandonaron sus modestas instalaciones para mudarse a una nueva gran fábrica en Pottery Lane Openshaw al Este de la ciudad de Manchester.

Poco tiempo antes, concretamente en el año 1866, el ingeniero Doctor Nikolaus Otto nacido en 1832 en la ciudad Alemana de Holzhausen, desarrolló de una forma prática lo que iba a ser la verdadera revolución industrial hasta nuestros días, es decir, el motor de alta velocidad de ciclo de 4 tiempos como el que mueve, por ejemplo, nuestros automóviles.
Éste proyecto se basó en el descubrimiento del investigador francés Alphonse Beau de Rochas, el cual perdió la patente al no tener medios económicos para pagar su renovación.

Aunque los hermanos Crossley eran muy conservadores en materias religiosas, fueron sin embargo auténticos pioneros industriales con una gran visión comercial y empresarial.
Pronto adivinaron las inmensas posibilidades del invento en un tiempo en el que innovaciones tan revolucionarias no eran normalmente bien recibidas por el conservadurismo de muchos fabricantes e inversores.
Tras arduas negociaciones y compromisos económicos, los Crossley alcanzaron un acuerdo para adquirir todos los derechos de los diseños de Otto y Langden de Colonia, incluido su famoso motor de 4 tiempos, tanto para Inglaterra como para el resto del mundo, exceptuando la propia Alemania donde la patente fue conservada por el propio inventor.

Inmediatamente aplicaron el nuevo diseño a los primitivos motores de gas pobre que habían estado construyendo hasta entonces, comenzando a fabricar su famoso motor horizontal Crossley Otto (como los dos restaurados por el C.F.V.M. en Mallorca), recogiendo las crónicas de la época que fue admirado por el propio Doctor Nikolaus.
No se detuvieron aquí y continuaron con sus investigaciones hasta lograr muchas mejoras, como la introducida en el año 1888 y que consistió en las válvulas circulares de movimiento vertical (como las de los motores actuales) o la inclusión del carburador, permitiendo así el uso de combustibles líquidos y no solo los gasificados como hasta entonces.

A caballo entre dos siglos, comenzaron a introducirse en el campo de la construcción de automóviles fabricando los primeros y famosos autobuses Leyland de dos pisos.

No solo revolucionaron el diseño de los nuevos motores y vehículos sino la propia manera de fabricarlos al incluir en sus plantas las primeras y hoy tan comunes cadenas de fabricación y montaje en serie, las mismas que luego influenciarían al propio Henry Ford en los Estados Unidos, el cual y a éste respecto, bebió en la inagotable fuente de los Crossley.

Conforme iba creciendo, la dirección vio la necesidad de diversificar su producción y sus fábricas creando el 11 de Abril de 1906 su propia empresa filial llamada Crossley Motors Ltd, y que situaron en los aledaños de su fábrica original en Openshaw.
Esta situación duró poco tiempo ya que el nuevo hijo crecía tan saludable y rápidamente que pronto necesitó su propio espacio, el cual fue creado en 1907 en unos terrenos cercanos y que hoy son conocidos como La Calle Crossley en el barrio de Gorton de Manchester.
De hecho ésta decisión fue premonitoria y nació poco después de haber fabricado en 1904 su primer automóvil y ver claramente el amplio y prometedor futuro que estas nuevas “máquinas” podían ofrecer.

Francis falleció en 1.897 y su hermano William en 1.911, pero sus herederos siguieron fielmente la fructífera política de expansión marcada por sus fundadores
.
La Crossley compró en 1919 la empresa Premier Gas of Sandiacre en la ciudad de Nottingham. Años después, concretamente en 1935, la compañía cambió su nombre por el de Crossley Premier Engines ltd.


Siguiendo su historia y evolución, la compañía fue a su vez absorbida por la Amalgamated Power Engineering (APE), siendo el nombre del nuevo consorcio el de APE-Crossley ltd.
No se comenta en las fuentes consultadas, pero es fácil deducir que la APE no deseaba perder la denominación Crossley por el enorme prestigio que conllevaba fundiéndolo pues con su propio nombre.

Años después la propia APE fue absorbida por la Northern Engineering Industries (NEI) la cual también conservó la denominación Crossley hasta que en el año 1989 fue comprada por la Rolls-Royce.

Sin embargo el nombre de Crossley no ha vuelto a ser usado desde el cercano año de 1998 aunque no se descarta su nueva utilización.

Sirva como dato anecdótico que durante todos estos años fueron fabricados mas de 100.000 motores Crossley, tanto de gas pobre, vapor, como de combustibles líquidos.

También fueron construidos entre los años 1904 y 1938 unos 19.000 coches de altísima calidad, 5.500 autobuses y más de 21.000 vehículos y pertrechos militares, así como innumerables utensilios, piezas, accesorios industriales y máquinas de vapor, cantidades enormes para aquellos tiempos.

Siguiendo con la historia de la famosa compañía y, concretamente dentro de su producción de vehículos podemos definir varias etapas:

1º.- Los automóviles fabricados antes de la primera guerra mundial, y que disponían de transmisión final por cadena. Eran los grandes y clásicos automóviles de la época, que ofrecían una gran comodidad y muchas innovaciones técnicas para su tiempo, pudiendo ser comparados a los estándares de la propia Hispano-Suiza.

2º.- En los años 20 y siguiendo la tónica general de aquellos felices y famosos años, el lujo, la necesidad de olvidar la cruel gran guerra y el deseo por cualquier novedad tecnológica fomentó la continuidad en la fabricación de grandes coches de enorme calidad que seguían siendo hechos a mano.

3º.- En los años 30, poco después del gran “crac” bursátil en EE.UU., la demanda de grandes automóviles disminuyó racionalizando su uso y generalizándose la construcción de coches mas pequeños y utilitarios usando los motores Coventry Clímax, que seguían siendo fabricados a mano.

4º.- Por otra parte, en 1918 la Crossley comenzó a fabricar sus primeros autobuses experimentales, basados en su primitivo modelo WW1.
Poco después fabricaron chasis especiales y autobuses completos acabando éstos por acaparar la práctica totalidad de su producción, siendo de hecho el último tipo de vehículos fabricados por la firma en 1958.

5º.- La fabricación de vehículos industriales siguió una pauta parecida a la de los autobuses. Los primeros fueron experimentales y derivados de los primitivos bastidores, aunque pronto comenzó una producción especialmente dedicada a ellos.

6º.- La construcción de vehículos militares fue ampliamente desarrollada por esta fábrica, la cual dedicó muchos esfuerzos a su diseño y puesta a punto, así como a la fabricación de multitud de pertrechos varios, como armas, cureñas, transportes y camiones blindados.
Estas producciones vinieron en cierta manera fomentadas por la entrada de su país en la primera Gran Guerra, aunque después continuaron atendiendo los pedidos de las fuerzas armadas del Reino Unido especialmente de la Royal Air Force.

El máximo desarrollo en éste campo se alcanzó durante la segunda guerra mundial donde fabricaron trenes de aterrizaje para los aviones de la RAF tales como los Mustang y los Spitfires.

También merece mencionarse la fabricación de series limitadas de locomotoras ferroviarias diesel que rodaron, entre otros países, en Australia, Irlanda y Reino Unido.

Mucho material y piezas de la Crossley se conservan hoy en el museo Nacional del motor en Beaulieu, ubicado en el bosque de la Reserva Nacional del New Forest, lugar idílico entre las ciudades de Bournemouth y Southampton en la costa sur de Inglaterra.

Actualmente parte de la fábrica original de los viejos hermanos Crossley aún existe y se sigue utilizando para la fabricación de componentes de repuesto, estando atendida por cerca de 80 operarios.


Nuestro agradecimiento a / Our special Thanks to:


Mr. Anthony Courtney, Secretary of the Crossley Register in the United Kingdom.

(Sr. Tony Courtney, Secretario del Registro Crossley en el Reino Unido)


Several British and Australian sources, which gave us the chance to update our archives and to count on some interesting graphics.

(Varias fuentes tanto del Reino Unido como de Australia, las cuales nos faclitaron información y nos dieron la oportunidad de ampliar nuestros archivos gráficos).

 




0 imágenes en esta categoría

1193430 Páginas visualizadas
Inicio | Historia | Modelismo | Restauraciones | Actividades | Parque | Noticias | Enlaces | Contactar

Aviso Legal - Diseño y Copyright © -[C.F.V.M.] - Todos los derechos reservados -