PLACA Y PLATAFORMA



Visor fotográfico


CURSOR A LA DERECHA PARA VER 20 FOTOS     ⇒      ⇒     ⇒     








INTRODUCCIÓN.-




La zona de la salida del depósito, la entrada al foso cenicero, la acometida al puente giratorio y finalmente la salida hacia las vías muertas, de servicio o principales, es el conjunto que forma la plataforma, y que forma parte de la zona de maniobras del Parque.

Una de las características necesarias es que debe estar lo más nivelada posible para facilitar una circulación lenta y evitar inercias o arrastres en las unidades estacionadas.


LA PLATAFOTRMA.-


La plataforma de maniobras consiste en una superficie plana y totalmente nivelada que ocupa un espacio bastante apreciable. Conecta la salida del depósito-taller con la placa giratoria y el cenicero, proporcionando así mismo diversas salidas a las vías del circuito, muertas u otras de servicio.

Todas las vías férreas de ésta zona van empotradas, dejando solo un pequeño cajeado interior entre los carriles para permitir el paso de las pestañas y evitar la acumulación de suciedad.

La construcción es sencilla, ya que si el terreno es suficientemente duro o está bien compactado, y siempre que mantenga un mínimo grado de nivelación general, se van colocando estacas o referencias, todas igualmente niveladas (se recomienda el uso de un nivel laser), marcando bien con cinta o rotulador sus límites superiores, que deben dejar suficiente espacio vertical con el propio suelo para que quepa la capa de machaca o grava para relleno y aislamiento, mas otra capa de hormigón para darle firmeza, y finalmente una última capa de un mortero fuerte y fino hecho con algún tipo de arena de calidad que una vez fratasado proporcionará un acabado fino suficiente para el uso de paso que se le ha de dar.

Aquí las nivelaciones son esenciales, ya que en una superficie plana tan grande y desprovista de obstáculos, cualquier error de nivelación provocará barrigas o depresiones que se notarán mucho, y además no evacuará bien las aguas pluviales

En este caso, los raíles van normalmente soldaldos a traviesas o perfiles de acero, para darles una rigidez y nivelación muy necesarias.



LA PLACA GIRATORIA.-


Todos los modelistas tenemos el mismo problema: Los desvíos, elementos necesarios pero caros y complicados de hacer, y que si se compran ya hechos pueden alcanzar precios muy altos.

La Placa giratoria, o puente giratorio, es un elemento que ocupa muy poco espacio, da salida e interconexión a multitud de vías, ahorrando además una enorme cantidad de desvíos y del espacio necesario para instalarlos.

Consta de un pozo circular de obra que no es necesario que sea demasiado profundo, donde irá encajado un puente metálico giratorio para poder encarar con cualquier vía que se desee, recibir el material, y finalmente girarlo hasta encarar con otra vía distinta para la salida, o bien dar también paso directo entre ambos extremos.

La construcción del pozo debe ser esmerada para que el puente, las vías de salida y los railes circulares de apoyo giren y encajen bien respectivamente, y todo ello sin dejar demasiada distancia entre el propio puente y las vías de salida. Es una buena opción construir primero el pozo y una vez terminado y enlucido fabricar el puente giratorio a medida con los márgenes o tolerancias de giro adecuados.

Una vez hecha la excavación, lo primero es construir una solera de fondo armada y nivelada, cuidando de colocar el tubo de evacuación de pluviales y un apoyo central de giro bien aplomado y por supuesto perfectamente centrado.

Para hormigonar el círculo nosotros utilizamos un molde, encofrado o cimbra horizontal movible, con forma parecida a la de un queso en porciones y con una altura ligeramente mas alta que la del propio pozo (nivel de la plataforma), donde la cara exterior curva del sector circular será de un material fino y resistente a la humedad para que soporte un uso repetitivo sin deformaciones por la humedad del hormigón, por ejemplo tablex bien esmaltado o mejor aún metacrilato), y siempre bien untado con un desenconfrante que puede ser perfectamente gasoil aplicado con una brocha.

Se atornilla entonces por debajo un tablón o listón plano y resistente, bien centrado con la bisectriz del molde con forma de queso, y que acabe en su centro con una pieza de madera central atornillada al mismo con un taladro igual al de la pieza metálica de apoyo central para el puente.

La longitud total del conjunto entre el borde exterior del molde y el centro del taladro de giro de la tabla central deberá ser exactamente el radio del mencionado pozo, y un poco mas para el enlucido final (1 ó 2 centímetros).

Colocando el molde bien encajado en el centro, podremos proceder a colocar hormigón no demasiado fluido entre el propio molde y el terreno, esperar media hora o algo mas (según la fluidez de la masa y la temperatura ambiental), y mover el molde lateralmente con la ayuda de una maceta y con cuidado para seguir hormigonando el círculo, y así sucesivamente por etapas hasta completar toda la circunferencia, cuidando de recubrir la zona de contacto del molde con un desenconfrante cada vez que lo cambiemos de posición. Es un trabajo largo que debería ser hecho de una sola vez, planificando si es necesario un día entero exclusivamente para ello.

De ésta manera se obtiene un círculo de hormigón perfecto, calculando el margen necesario para el grosor del posterior enlucido de terminación del mismo. Este enlucido se da con la llana en capa fina, y sobre todo homogénea, es ecir, que tenga mas o menos el mismo grosor a lo largo de todo el perímetro, so pena de que el puente luego roce en algunos sitios y no encaje bien.

El tiempo para el cambio de posición del molde dependerá de que el hormigón anterior se sostenga por si mismo sin desmoronarse, so pena de estropear el trabajo.

Una vez completado el pozo circular y antes de enlucirlo todo en fino, se ha de fabricar, por ejemplo con ladrillos, un escalón circular sobre el fondo del pozo y a aproximadamente a 1/3 ó ¼ del fondo, y empotrarle encima el rail o pletina circular que servirá de apoyo para las ruedas extremas del puente giratorio.

La fabricación del puente metálico puede ser todo lo elaborada y decorada que se desee. Una forma sencilla es disponer de una plataforma rectangular suficientemente reforzada con perfiles o largueros para evitar flexiones, y con un punto o rodamiento central (que puede ser de apoyo o simplemente de guía para el giro) que permita cambiarlo fácilmente de posición, mientras que en la parte inferior de sus extremos dispondrá de una o mas ruedas por banda para deslizarse sobre un carril redondo empotrado en el perímetro interior del pozo circular.

Es importante que el lecho o fondo del pozo de la placa tenga un poco de desnivel para evacuar las aguas pluviales, disponiendo así mismo de su correspondiente imbornal de evacuación.




 


20 imágenes en esta categoría

2547699 Páginas visualizadas
Inicio | Historia | Modelismo | Restauraciones | Actividades | Parque | Noticias | Enlaces | Contactar

Aviso Legal - Diseño y Copyright © -[C.F.V.M.] - Todos los derechos reservados -