HISTORIA DE LA FERROTRADE



Visor fotográfico




El ferrocarril de Soller dispuso en sus comienzos de varias locomotoras de vapor, entre ellas cuatro excelentes 1-3-1 tanque fabricadas por la Maquinista terrestre y Marítima de Barcelona, y que no obstante sus excelentes resultados fueron pronto substituidas y vendidas a los Ferrocarriles de Mallorca donde funcionaron muchos años mas.
Las nuevas unidades fueron los actuales cuatro automotores Siemens de tracción eléctrica que mejoraron el servicio y evitaron la molestia de los humos y chispas en los largos túneles de la línea.

En la década de los años 60 el ferrocarril sufrió una serie de mermas de fluido eléctrico por parte de la compañía suministradora, provocando grandes inconvenientes de tracción en sus unidades motoras.

La Dirección consideró entonces la compra de una locomotora de propulsión diesel hidráulica que sirviera de auxilio para suplir los mencionados problemas de tracción.

No obstante, no le fue sencillo a la Compañía encontrar un constructor nacional que en aquella época se comprometiera a la fabricación de una única unidad de 31 toneladas, 500 H.P. de potencia y en la poco usual galga de una Yarda (914 m/m).

Finalmente fue la modesta empresa Madrileña Ferrotrade quien acepto un encargo de éstas características, entregando la unidad en el puerto de Palma en el año 1968.

La Ferrotrade funciono de modo regular durante relativamente poco tiempo al solucionarse finalmente los problemas de suministro a la catenaria, prestando después servicios accesorios y ocasionales hasta su total parada operativa.





7 imágenes en esta categoría

1264055 Páginas visualizadas
Inicio | Historia | Modelismo | Restauraciones | Actividades | Parque | Noticias | Enlaces | Contactar

Aviso Legal - Diseño y Copyright © -[C.F.V.M.] - Todos los derechos reservados -